Método Fisioyoga 

 

Fisioyoga es un método de Fisioterapia que tiene como base fundamental el Movimiento Consciente. Para ello fusiona conceptos y herramientas de: Control y Aprendizaje Motor, Ejercicio Terapéutico, Entrenamiento Funcional y Yoga, para mejorar la Salud, el Bienestar y la Belleza de sus pacientes (SBB).

 

Se imparte en consultas de fisioterapeutas y tiene multitud de beneficios a corto, medio y largo plazo para las personas que lo practican.

 

En este artículo comenzaré hablando de cómo surgió Fisioyoga. Después profundizaremos en el concepto de Fisioyoga, en sus beneficios, a quién va dirigido. Y, por último, cuáles son los componentes de una sesión de Fisioyoga y por qué.

 

Antes de seguir leyendo déjame que te adelante que los beneficios de Fisioyoga los puedes sentir desde el primer día. Cualquier adulto o niño puede realizar Fisioyoga porque es el método, mediante una evaluación personal, el que se adapta a la personas. Y no la persona al método como sucede en muchas otras disciplinas.

 

Por ello es un método completamente seguro para las personas con dolor o con cualquier tipo de disfunción. 

¿Cómo surge FisioYoga?.

Fisioyoga surge en el seno de la fisioterapia como método-concepto de Salud-Bienestar y Belleza.

 

Por tanto, no es sólo Yoga o Yoga terapéutico, es mucho más.  Fisioyoga es un método de Fisioterapia que teniendo como base el movimiento consciente combina los fundamentos y herramientas del control y aprendizaje motor, del ejercicio terapéutico, del entrenamiento funcional y el yoga.

 

Y, por tanto, basado en las publicaciones científicas que existen en la actualidad sobre Movimiento y Salud.


El nombre surge porque se utilizan las diferentes familias de posturas de yoga (de pie, extensiones, flexiones, torsiones, inversiones,…) para trabajar de forma global el cuerpo. Tiene una fuerte base en conceptos-movimientos de Yoga como la mayoría de los métodos globales de movimiento como, por ejemplo, puede ser el método Pilates.


Mi pasión desde pequeña siempre ha sido el movimiento para sentirme bien a nivel físico y mental. Con el paso de los años mi profesión, fisioterapeuta, se convirtió también en mi otra pasión y un buen día me dije:

 

-«¿Cómo fusionar las dos pasiones que tanto me han dado y qué tanto puede ayudar a los pacientes a mejorar en todas las áreas de su vida principalmente en la Salud, el bienestar y por tanto en su belleza?»-. Fue así como surgió el método-concepto Fisioyoga.

 

Actualmente sólo se realiza por parte de Fisioterapeutas formados en nuestra escuela Formación Fisioyoga para fisioterapeutas. Desde que comenzamos con nuestros cursos ya son casi 200 fisioterapeutas los que se han formado en el concepto Fisioyoga.

 

Hemos creado un directorio de todos los fisioterapeutas que han realizado alguna de las formaciones con nosotros. En él puedes buscar tu fisioterapeuta formado en Fisioyoga más cercano y obtener todos los beneficios que puede traerte Fisioyoga. Muchos de estos beneficios los puedes leer más abajo.

 

Nuestro cuerpo está diseñado para estar en movimiento. Y es la práctica del movimiento lo que trae consigo la posibilidad de prevenir o tratar las diferentes disfunciones o patologías que inevitablemente te llevarán a sufrir dolores de distintos tipos: de espalda alta, de lumbares, de articulaciones varias, etc. Esto redundará en un perdida de la calidad de vida y de bienestar de cada uno de nosotros.

 

Durante nuestro día a día adoptamos muchas posiciones mantenidas en nuestro trabajo, en nuestro lugar de descanso e incluso en nuestras aficiones deportivas que llegan a ser lesivas para nuestro cuerpo.

 

A veces incluso pensamos que practicamos algún tipo de actividad física en busca de nuestra Salud. Sin embargo, estamos llevando nuestro cuerpo a la lesión porque algo no termina de funcionar.

 

O incluso puede que no estemos realizando el ejercicio de forma correcta o no conseguimos activar/relajar la musculatura como deberíamos hacerlo para no provocar lesión.


Fisioyoga te puede aportar todos los beneficios del movimiento y no sólo curar las dolencias de las personas sino también prevenir que estas lesiones aparezcan.

 

Otro beneficio que aparece de forma indirecta es que al sentirnos mejor física y mentalmente inevitablemente esto se traduce en una mayor belleza corporal.

¿Qué es FisioYoga?. 

Como ya he comentado Fisioyoga es un método de tratamiento en Fisioterapia que tiene como base fundamental el Movimiento Consciente. Para ello fusiona conceptos y herramientas de: Control y Aprendizaje Motor, Ejercicio Terapéutico, Entrenamiento Funcional y Yoga.

 

Como veis es un trabajo muy completo para nuestros pacientes en busca de un estado óptimo de Salud, física-mental, y Belleza.

 

Vamos a explicar un poco estos conceptos que incluye el método-concepto Fisioyoga.

 

1. Movimiento Consciente:


Cuando hablamos de movimiento consciente hacemos referencia a que Fisioyoga se basa en un trabajo corporal donde la autopercepción de la postura de nuestro cuerpo es fundamental.

 

A través del movimiento consciente cada uno de nosotros toma consciencia de cómo está colocado nuestro cuerpo en el espacio.  Para después aprender a posicionarlo y moverlo de forma eficaz y no lesiva.

 

Si quieres leer más sobre nuestra postura ideal y cómo puedes comenzar a trabajarla con Fisioyoga pincha aquí.


Esta consciencia del movimiento se consigue gracias a la unión del movimiento con la respiración.

 

En Fisioyoga se aprende a respirar consiguiendo no sólo los efectos fisiológicos de base de una respiración eficiente (mejora de la dinámica pulmonar, trabajo del diafragma y el core,..). Sino también nos ayuda a centrarnos en el aquí y el ahora, a centrar nuestra mente. Obteniendo así otros muchos beneficios derivados de una respiración consciente, como la calma, mejora de la memoria, disminución del estrés,….


Cuando realizamos un movimiento consciente podemos sentir que estamos llevando a cabo una meditación en movimiento. Pues necesitamos realizar estos de forma pausada teniendo presente en todo momento que parte o partes de nuestro cuerpo deben activarse y/o relajarse en cada momento. Esto cambiará si estamos manteniendo una postura estática o realizando un movimiento dinámico.


No consiste en realizar los movimientos de forma lenta todo el tiempo. Al principio quizás si.

 

De lo que se trata es de que en todo momento estemos atentos a como se debe ejecutar dicho movimiento. Tengamos presente que acciones necesito en mi cuerpo para mantener una postura estática concreta con el menor gasto enérgico y la máxima eficacia.

 

Para que estos movimientos que realizamos con gran consciencia tengan un gran enfoque de salud y para la salud nos basamos en el control y aprendizaje motor.


2. Control y Aprendizaje Motor.

 

El control motor se basa en la forma en que el movimiento es gobernado por nuestro cerebro. Siendo el resultado de la integración de diferentes tipos de informaciones como las sensitivas, las motoras y las cognitivas por el control del sistema nervioso central.

 

El control motor trae consigo desde el mantenimiento de una postura, la realización de un movimiento simple o llegar a un movimiento más complejo de nuestro cuerpo que implique un trabajo global del mismo.

 

Estos gestos se pueden aprender mediante el aprendizaje motor para que lleguen a ser eficaces y eficientes. Movimientos o acciones no lesivas, que mejoren nuestra salud. Evitando o recuperando problemas muy frecuentes como el dolor lumbar, fascitis plantar, dolor de hombros y un largo etcétera.


Teniendo como base este control y aprendizaje motor utilizamos una serie de ejercicios y posiciones que a su vez se basan en los principios del entrenamiento funcional y el ejercicio terapéutico.

 

3. Entrenamiento Funcional.


El entrenamiento funcional consiste en realizar ejercicios y movimientos adaptados a cada uno de nosotros con el fin de entrenar movimientos globales y funcionales no músculos concretos, a través de movimientos cotidianos, es decir, que se transfieran a nuestras actividades habituales.

 

Estos movimientos tienen como objetivo mejorar diferentes cualidades físicas. Entre ellas podemos destacar la fuerza, flexibilidad, resistencia, estabilidad, equilibrio y coordinación, … Insistiendo en un buen control y activación del core.

 

El trabajo de nuestro core es muy importante en el abordaje y tratamiento de las disfunciones y patologías. Para aquellos que no sabéis que es el core, son músculos de nuestro abdomen y espalda baja (transverso, oblicuos, suelo pélvico, diafragma y multífidos) que dan estabilidad a nuestro cuerpo y evitan lesiones, sobre todo de la espalda. – 

 

4. Ejercicio Terapéutico.

 

Cuando hablamos de ejercicio terapéutico nos referimos a un conjunto de posturas o ejercicios que se elaboran adaptándolos en todo momento a las características del paciente para conseguir un programa individualizado.

 

El ejercicio terapéutico tiene una doble finalidad: preventiva y terapéutica.

 

Este conjunto de posturas o ejercicios nos ayudan a prevenir lesiones, corregir disfunciones, mejorar o tratar lesiones. Y, por tanto, aumentar la calidad de vida de nuestros pacientes, su estado de salud general, forma física y bienestar.

 

Por ello, en Fisioyoga unimos el concepto de ejercicio funcional, posturas y ejercicios encaminados a trabajar el cuerpo desde una perspectiva global y funcional, junto al concepto de ejercicio terapéutico, es decir, posturas y ejercicios con un objetivo preventivo y/o terapéutico.

 

Y estas posturas y/o ejercicios que realizamos en Fisioyoga se basan en las posturas o asanas de Yoga.


5. Yoga.


Hay muchos tipos de Yoga originarios de India, y luego Occidente se ha encargado de hacer aún más estilos de Yoga adaptándolos muchos de ellos a las características del tipo de vida de nuestra sociedad occidental.


En Fisioyoga nos basamos en diferentes estilos de yoga: Hatha, Ashtanga, Vinyasa Flow, Iyengar y Restaurativo. Y ¿por qué estos tipos de Yoga?. Porque cada uno de ellos abarca aspectos diferentes e importantes a la hora de trabajar el cuerpo desde un punto de vista preventivo o terapéutico con o sin disfunción y/o patología.


De estos estilos de yoga unos son más exquisitos en los ajustes y alienaciones que otros. Algunos incluyen el uso de implementos y otros no. Unos tienen una práctica más estática y otros mas dinámica. Algunos una práctica más suave y otros una práctica más exigente,…. Todo ello combinado nos permite abarcar en Fisioyoga el trabajo de todas las cualidades físicas (fuerza, resistencia, equilibrio,…) en todos los planos de movimiento del cuerpo.


Pero en Fisioyoga utilizamos no sólo las posturas de yoga, sino también las técnicas de relajación, respiración y meditación o mindfulness con la finalidad de trabajar en conjunto el cuerpo y la mente.


Por ello, Fisioyoga une el trabajo integral del cuerpo, el movimiento consciente, junto al conocimiento en profundidad del fisioterapeuta del cuerpo humano y sus posibles disfunciones o patologías llevando a cabo un trabajo global de todas las cadenas osteomusculares y fasciales del organismo, buscando el equilibrio funcional del cuerpo, con un claro triple objetivo de Salud, BIenestar y Belleza.


En resumen, Fisioyoga es un método llevado a cabo por un fisioterapeuta mediante el cual tomamos consciencia de nuestra postura corporal correcta, tanto estática como dinámica, aprendemos a relajar nuestro cuerpo, a activar la musculatura de forma eficaz y eficiente, ganamos elasticidad, fuerza, equilibrio y capacidad de movimiento de nuestro cuerpo, calmaremos nuestra mente, aprenderemos a respirar y relajarnos, y muchas más cosas, buscando un estilo de vida saludable, algo que va más allá de sólo practicar un tiempo determinado un tipo de ejercicio físico.


Todo lo aprendido con la práctica individualizada de Fisioyoga hace que nuestro cerebro se reprograme transfiriéndose a nuestros gestos de la vida diaria, laboral o deportiva, buscando que nuestros movimientos sean lo más equilibrados, eficaces y no lesivos para nuestro cuerpo. ¿Te animas a probarlo??.

Beneficios de FisioYoga.

Con este método, Fisioyoga, el Fisioterapeuta elige de forma razonada las diferentes posturas, ejercicios, técnicas de relajación, respiración,… Basándonos en una valoración previa de la persona que nos ayudará a marcarnos unos objetivos y un plan de tratamiento que traerá consigo diferentes beneficios.

 

Estos beneficios se pueden resumir en Salud, Bienestar y Belleza.

 

Beneficios Fisioyoga by carolina

 

A continuación vamos a profundizar en esos beneficios que Fisioyoga puede aportarnos: 

 

1. Mejora la Postura.

Una postura corporal correcta y eficaz es la que nos alivia muchos dolores de nuestros miembros inferiores y superiores. Pero, sobre todo, de nuestra espalda. Nuestra Postura está muy relacionada con la activación de nuestro Core, aquí te dejo un artículo que te puede resultar de interés (artículo 1).

 

2. Relación Postura y Emociones.

Nuestra Postura también está muy relacionada con nuestras emociones. De hecho uno de los métodos utilizados en el ámbito de la fisioterapia creado por Godelieve Denys-Struyf (fisioterapeuta y osteópata belga) y continuado actualmente por Philippe Campignion: método GDS®.

 

Es un método global que relaciona seis familias musculares con nuestras emociones, sentimientos, vivencias,.. que influyen en nuestros gestos y, por tanto, en nuestra postura. 

 

Por ejemplo, cuando estamos tristes o apáticos nuestra cadena anterior se acorta y trae consigo hombros redondeados, aumento de la cifosis dorsal, adelantamiento de nuestra cabeza,…. Sin embargo, cuando estamos más felices esta línea anterior tiende a alargarse, estamos más abiertos al mundo, con nuestra pecho abierto,…

 

3. Mejora las cualidades físicas.

Fisioyoga trabaja el cuerpo físico con una gran cantidad de posturas y ejercicios. Estos se pueden realizar de forma estática o dinámica según el objetivo que nos planteemos en cada sesión. Profundizando en las diferentes cualidades físicas de nuestro organismo: fuerza, resistencia, flexibilidad, equilibrio y coordinación, entre otras. Algunos artículos relacionados (artículos 2,3,4 y 5).

 

4. Disminuye el dolor.

Sobre todo en patologías de columna lumbar baja. Si quieres leer algunos artículos relacionados pincha aquí y aquí (artículos 6, 7 y 8). Incluso los efectos beneficios del movimiento en embarazadas puedes leer sobre ello aquí (artículo 9).

 

5. Reduce el Estrés y te enseña a respirar.

La práctica habitual de las posturas de forma consciente junto a las técnicas de respiración, relajación y meditación o mindfulness nos ayudan a disminuir los niveles de cortisol en sangre y ,por tanto, nuestro nivel de estrés. Además el aprendizaje y la consciencia de la respiración nos ayuda a aliviar síntomas en personas con asma (artículos 10 y 11).

 

6. Mejora el sueño (artículo 12)calma la mente (artículos 13, 14 y 15).

Las prácticas de diferentes métodos de relajación, respiración y meditación. Todo esto junto a la importancia de estar conscientes en todo momento durante la parte más física con las posturas realizadas hacen que nuestra mente esté más tiempo en el aquí y en el ahora. Permitiéndonos que nuestra mente no tenga mil cosas, haciendo que aumente nuestro estado de calma para conseguir conciliar el sueño de forma más rápida y eficaz.

 

7. Mejora tu concentración y memoria (artículo 16).

La práctica regular trae consigo mejorar de diferentes cualidades cognitiva como la concentración y memoria. 

 

8. Equilibra tu frecuencia cardíaca e hipertensión (artículo 17).

La tensión arterial es algo que hay que controlar cuándo vamos a realizar algún tipo de ejercicio, y en el caso de Yoga también. Pero su práctica regular nos puede ayudar a mejorar nuestros noveles de tensión arterial así como nuestra frecuencia cardíaca, sobre todo, por la inclusión de técnicas de respiración, meditación y relajación.

 

9. Ejercicios o Yoga y diferentes patologías: Cáncer, Diabetes, Asma, … (artículos 18, 19, 20 y 21).

Cada vez hay más estudios sobre los beneficios del Yoga y del ejercicio físico en patologías especificas. Esta práctica ayuda a paliar o equilibrar los síntomas que estas conllevan.

 

Hay muchos otros beneficios que se están investigando y ampliando, pero lo mejor es que lo pruebes tú mism@ y ya me cuentas. 😉

 

Aunque siempre debemos tener en cuenta dos cosas, la primera es que debes ser constante, si no los resultados tardarán en aparecer o incluso simplemente no podrán llegar a manifestarse.

 

La segunda, es que al tratarse de una práctica física junto a otras técnicas os recomiendo que estén supervisadas por un profesional cualificado. Esto evitará posibles disfunciones o lesiones como consecuencia de una mala ejecución o mala elección de la técnica utilizada. En FisioYoga el profesional es tu fisioterapeuta. Descubre el que está más cerca de ti.

¿A quién va dirigido FisioYoga?.

Fisioyoga lo puede practicar cualquier persona. No importa el sexo, la edad, la condición física o si presentas alguna lesión, porque el fisioterapeuta siempre adaptará Fisioyoga a ti.

 

Por ello, Fisioyoga pueden llevarla a cabo:

 

  • Bebés y niñ@s: en estos casos Fisioyoga tiene un gran componente lúdico y se adapta en todo momento a las necesidades y la edad de los mismos. A través de cuentos, adivinzanzas, juegos,… acercamos la consciencia del movimiento a los más pequeños. E incluso en el caso de los Bebés se realizan sesiones de Mamás y Bebés. Una gran oportunidad para que las mamás se cuiden y los bebés disfruten del movimiento con sus mamás.

 

  • Adolescentes: muchos son los adolescentes que como consecuencia de sus largas horas de estudio sentados, unido a que muchos de ellos no realizan ninguna actividad física presentan cada vez más alteraciones de su postura. Y como consecuencia patologías, sobre todo, de columna. En estas y otras lesiones específicas de esta etapa de la vida Fisioyoga les puede ayudar.

 

  • Mujeres en cualquier etapa de su vida: destacando sobre todo la edad fértil (alteraciones del ciclo menstrual, embarazo y posparto) y la menopausia. Fisioyoga adapta la práctica a cada etapa de la mujer. Buscando mejorar las disfunciones o patologías que se nos puedan presentar, para mejorar la Salud, el Bienestar y la Belleza de cada mujer.  

 

  • Adult@s de cualquier edad y condición física. Porque como ya hemos dicho anteriormente Fisioyoga se adapta a ti.

 

  • Tercera edad: con Fisioyoga nuestros mayores pueden mejorar su calidad de vida. Destacando la disminución del riesgo de caídas, mejora de sus cualidades físicas como la fuerza, elasticidad, resistencia,…. Además de mejorar sus dolores musculares, rigideces articulares y sin riesgo de lesión.

 

  • Niñ@s o adult@s con condiciones especiales: en estos casos como no puede ser de otra forma Fisioyoga adapta las sesiones a las condiciones específicas de cada grupo. Éstas se realizan en función de las posibles alteraciones cognitivas, sensoriales y motoras.

 

  • Deportistas aficionados o profesionales, todos se pueden beneficiar de la práctica de Fisioyoga, mejorando sus cualidades físicas, aportando nuevas herramientas de gestión del estrés, técnicas de relajación,… Todo ello repercutirá en una mejor práctica deportiva.

 

Para poder adaptarnos a las características específicas de los pacientes a tratar con Fisioyoga y a los objetivos que nos marcamos tras la evaluación de los mismos las sesiones pueden ser desde muy suaves a muy exigentes.

 

Por ello, lo ideal es comenzar con sesiones individuales. Estas nos dan la posibilidad de realizar una valoración exhaustiva de la persona, que nos permita sentar las bases de los objetivos que nos debemos plantear. Para posteriormente poder elaborar un plan de tratamiento lo más efectivo, eficaz y personalizado posible.

 

Más tarde, podemos pasar a sesiones colectivas, donde lo ideal son grupos reducidos que nos permitan realizar un seguimiento, adaptación, corrección,.. de cada una de las posturas y técnicas que realicemos en las sesiones.

¿En qué consiste una sesión de FisioYoga: Ejercicio Terapéutico Global?. 

 

Las sesiones de Fisioyoga se inician con una valoración previa (estática, funcional, emocional y energética). Con esta valoración el fisioterapeuta determinará el camino a seguir en función de los objetivos que nos marquemos. 

 

En todas las sesiones la respiración es la base de nuestro trabajo. Porque la respiración nos ayuda a calentar el cuerpo, a aumentar la concentración, aprendemos a respirar. Y, por tanto, disminuimos nuestros niveles de estrés y ansiedad, nos ayuda a tomar consciencia del movimiento y aprendemos como utilizarla para activar o relajar musculatura en función de lo necesario. 

 

Cada sesión de Fisioyoga incluye:

 

1. Posturas de forma estática y/o dinámica, con mucha consciencia en el movimiento realizado. Donde trabajaremos todas las cadenas osteomusculares y fasciales del cuerpo. Utilizaremos distintos implementos (tacos, cinturones, cuerdas en pared, pelotas, mantas, sillas,…) para facilitar y/o profundizar en la realización eficaz y eficiente de las diferentes posiciones, y Reprogramaremos el cerebro. Si quieres ver algunas de estas posturas y sus beneficios pincha aquí.

2. Técnicas de Respiración o Pranayamas. Donde aprendemos a respirar. La respiración es la base de la Vida y también del movimiento consciente y por tanto, de FisioYoga. Si quieres practicar una de esas técnicas de respiración pincha aquí.

3. Técnicas de Relajación. Éstas se elegirán de forma adecuada a cada uno de nuestros pacientes en busca de un aprendizaje y toma de consciencia de un estado de relajación contante del cuerpo ante cualquier situación potencialmente estresante. Si quieres conocer una de esas técnicas de respiración pincha aquí.

4. Técnicas de Meditación o Mindfulness, que nos ayudará a calmar nuestra mente, buscando ese equilibrio de cuerpo y mente. Si quieres practicar una de esas técnicas de respiración pincha aquí.

Todo ello unido nos lleva, por un lado, a un control motor eficaz y eficiente de nuestro cuerpo, por la creación del nuevo mapa cerebral y conexiones neuronales. Por otro lado, este control motor se une a un estilo de vida saludable pues trabajamos nuestro cuerpo mas puramente físico y nuestra mente.

 

Con todo esto conseguimos aumentar nuestra Calidad de Vida, nuestro Bienestar y favoreciendo la Belleza de nuestra cuerpo.

 

En esta vida he aprendido de grandes personas, personas de todo tipo. Y la enseñanza más importante, al menos para mí, es que debemos compartir nuestras enseñanzas y seguir aprendiendo.

 

Por eso, con esta web pretendo compartir con todos vosotr@s mi experiencia en el mundo de la Fisioterapia y FisioYoga. Profundizar en la biomecánica del cuerpo durante el movimiento, la alineación, ajustes, activación y relajación, …, buscando la armonía de nuestro cuerpo físico, sin lesiones, con nuestra mente.

 

Una mejora de nuestra Calidad de Vida, para VIVIR una VIDA en mayúsculas.

 

Si quieres que desaparezca tu dolor de espalda, hombros, caderas,…., si quieres mejorar tu postura, si quieres trabajar tu core y suelo pélvico sin lesionarte, si quieres sentir tu cuerpo más ágil, si quieres diminuir la sensación de estrés de tu día a día, si quieres dormir mejor, si quieres evitar riesgos de caídas, y mucho más,…Fisioyoga puede ayudarte.

 

MOVIMIENTO ES VIDA!!! MUÉVETE CON FISIOYOGA!!!

info que es fisioyoga by carolina

 

Hasta pronto!!

Un abrazo;)

 

 

 

 

Carolina Peña Fisioyoga

Share This